16.8 C
Córdoba
InicioSociedadEEUU anunciará este viernes el envío a Kiev de bombas de racimo

EEUU anunciará este viernes el envío a Kiev de bombas de racimo

Estados Unidos anunciará este viernes un nuevo paquete de armamento para Ucrania que incluirá bombas de racimo, según han confirmado fuentes oficiales a la agencia Reuters y a la CNN. Grupos de defensa de los derechos humanos ya han manifestado su rechazo a la entrega de un tipo de armas que están prohibidas por tratados internacionales. Ni Washington ni Kiev son firmantes de estos acuerdos, aunque sí muchos de sus aliados.

La Casa Blanca afirmó hace unos días que el envío de armas de racimo estaba «bajo una consideración activa».

La oenegé Human Rights Watch ha llamado este jueves a Rusia y Ucrania a dejar de utilizar este tipo de munición y ha urgido a EEUU a no suministrarlas. Según HRW, los dos bandos en liza han utilizado bombas de racimo, que habrían matado a civiles ucranianos.

El nuevo paquete de armamento a Kiev, estimado en unos 500 millones de dólares, incluye munición para el sistema HIMARS ylos vehículos de combate Bradley.

El Ejército de EEUU estima que las bombas de racimo serán útiles para Ucrania. Según explicó un oficial del Pentágono el pasado mes de junio, estas no han sido todavía aprobadas por las restricciones del Congreso y las inquietudes que despiertan entre los aliados.

Efecto terrible

Concretamente, la Convención sobre las Municiones de Racimo de 2008, firmada por más de un centenar de estados, entre ellos Alemania, Francia, Reino Unido, Italia o España, prohíbe terminantemente a sus 107 firmantes el uso, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento y transferencia de esta clase de armamento. Aunque Washington no es firmante, cabe recordar que el Ejército estadounidense comenzó a reducir la producción de esta munición en 2016. Un año después, un informe del Mando Central del Ejército de EEUU describía el terrible efecto de los cientos de pequeños explosivos diseminados por cada cohete portados contra las poblaciones civiles.

«No hay justificación posible«, lamentó la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard, tras el ataque que Rusia realizó el 25 de febrero de 2022, al poco de empezar la guerra, contra un refugio civil en el noreste de Ucrania. «Para lanzar municiones de racimo en áreas pobladas, un arma inherentemente indiscriminada, prohibida por convenciones internacionales y que demuestra un flagrante desprecio por las vidas de los civiles», advirtió. 

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS