5.4 C
Córdoba
InicioPolíticaSe acabó la tregua oficialista: Grabois lo cruzó duro a Massa y...

Se acabó la tregua oficialista: Grabois lo cruzó duro a Massa y le contestan que es «porque está estancado»


El candidato piquetero cuestionó la visita a la Rural cuando hay «115% de inflación y 60% de los niños pobres».

«Portate bien». La frase de ocasión que Sergio Massa le soltó al pasar a Juan Grabois, cuando se encontraron este domingo en el canal C5N, fue devuelta por el piquetero con un «dale, meta», que no pretendió más que devolver la cordialidad del saludo y marcar que los candidatos de Unión por la Patria, como contraste de las peleas que hay en la oposición, pueden mantener un trato respetuoso a pesar de las diferencias políticas.

Pero en las últimas horas, mientras Cristina Kirchner y La Cámpora acompañaron con su silencio los movimientos del tigrense y el preacuerdo con el Fondo Monetario Internacional, quedó claro que sólo fue una puesta en escena: el líder del Frente Patria Grande cruzó con dureza al ministro de Economía por su visita a La Rural y, en clave de interna, sostuvo que «ningún político de nuestro campo debe ir a banquetear con los amos de la oligarquía». 

Las críticas de Grabois encontraron a Massa en Santiago del Estero, donde se mostró con el gobernador Gerardo Zamora y su ex rival y hoy asesor Daniel Scioli, con quien volvió a realzar el impacto de las políticas en materia de turismo y ratificar la implementación del Previaje 5, una iniciativa cuestionada por sectores de la oposición por su costo fiscal.

El ministro de Economía dio la orden de no contestarle públicamente a Grabois, quien citó una nota de Clarín que dio cuenta del encuentro de Massa con dirigentes rurales y sacudió fuerte la interna oficialista: “Ayer algunos candidatos fueron a dar examen a La Rural. Ningún político de nuestro campo debe ir a banquetear con los amos de la oligarquía, a competir a ver quién les da más concesiones, mucho menos con los que han trabajado contra la patria grande y especulan con el alimento de nuestro pueblo en una Argentina con el 60% de niños bajo la línea de pobreza y una inflación del 115%”.

La reacción de Grabois no sorprendió en la tropa massista. Ni siquiera porque un rato antes surgieron declaraciones de respaldo de Máximo Kirchner, quien destacó que las negociaciones con el FMI que encabezó Massa fueron para “administrar las consecuencias del endeudamiento” y recordó, en otro guiño al ministro y con el objetivo de avalar el preacuerdo al que llegó, que el organismo “no quería la moratoria previsional pero se logró sancionarla con apoyo de Sergio”.

El contraataque del massismo

Fuera de micrófono, sin embargo, hubo excepciones a la orden que bajó Massa de no confrontar. “Lo hace porque está estancado. No tiene un voto más para crecer”, sentenciaron desde el entorno del líder del Frente Renovador.

“Grabois es testimonial y representa la retórica progre culposa, Massa le habla a la clase media real”, sumó otro incondicional del tigrense.

Tal como contó Clarín, desde hace unos días el ministro dejó de enfocarse en el voto duro kirchnerista y empezó a buscar el voto de los desencantados, como paso previo a ampliar su repertorio discursivo a la caza de un perfil de votante más moderado de cara a las generales.

“Mientras Grabois dice eso, Massa plantea que defender el futuro de la patria es defender las políticas públicas del espacio, como el caso del turismo y propone más Previaje cuando la oposición quiere eliminarlo. Hechos, no palabras”, apuntaron desde Economía.

Aunque Máximo Kirchner, en su rol de jefe de La Cámpora, se anticipó para dejar en claro el apoyo de su tropa a Massa, el desafío de Grabois trae a escena otra vez la expectativa que hay en el FR de que Cristina Kirchner se pronuncie al respecto y, en especial, juegue fuerte para que un porcentaje de los posibles votantes del piquetero (dos o tres puntos sobre un total de seis) vayan directo a votar al tigrense y no esperen hasta las generales. “Con un tuit, ella lo soluciona. Nosotros no podemos hacer más gestos”, completaron.

Con todo, Grabois parece haber logrado el objetivo de “condicionar” a Massa en su campaña: este martes a la tarde, en medio de versiones que daban cuenta de que el sábado podía llegar a desembarcar otra vez en La Rural, desde su entorno lo descartaron rápidamente: “No puede, va a estar en Tucumán”, aclararon.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS