7.6 C
Córdoba
InicioPolíticaMacri acompañará a Milei en Córdoba por el Pacto de Mayo: coincide...

Macri acompañará a Milei en Córdoba por el Pacto de Mayo: coincide en el manejo de la economía, pero tiene dudas por la gestión

Mauricio Macri no tuvo nada que ver con la organización del encuentro entre el titular de la FIFA Gianni Infantino y el presidente Javier Milei, que se verán la cara este domingo en Los Angeles. Entre ese día y el lunes, el ex mandatario estará regresando a la Argentina desde Europa para hacerse cargo formalmente del PRO, el partido que fundó hace casi 20 años y que pretende oxigenar.

Macri, que también es presidente de la Fundación FIFA, permanecerá -a partir de ahora- más tiempo en la Argentina y más pendiente de las necesidades políticas de su fuerza, alineada al 100% con el oficialismo en el Congreeso.

La semana que viene, antes de asumir la presidencia del PRO a nivel nacional, el ex jefe de Gobierno tendrá como prioridad intentar clasificar al equipo senior de la selección Argentina de Bridge al Mundial que se realizará el año que viene en Buenos Aires. Viene de ganar el sudamericano en Colombia.

El calendario del ex jefe de Estado será ajetreado en el quinto mes del año. El 25 estará en la Capital de Córdoba para participar del Pacto de Mayo. Será la segunda vez en 30 días que Macri y Milei se vean las caras, después del encuentro entre ambos en la cena de la Fundación Libertad.

El Gobierno ya resolvió que habrá Moncloa nacional aunque la Ley de Bases no esté lista o regrese a Diputados. Falta definir la lista de asistentes. El ex jefe de Estado fue uno de los primeros en confirmar su adhesión a la idea y su asistencia y se llevará una de las órdenes de Mayo, la más alta condecoración del país que ya mandó a fungir Karina Milei.

Macri quedará invitado por partida doble. Por su carácter de ex presidente y como autoridad partidaria, luego de que Milei prometiera participar también a los líderes de los espacios políticos de la oposición, aunque en los últimos días en la Rosada hicieron saber que no todos los gobernadores serán invitados. Nadie imagina que Cristina Kirchner pueda ser invitada. El fugaz presidente Adolfo Rodríguez Saá fue uno de los pocos asistentes a la Asamblea Legislativa del 1 de marzo. Eduardo Duhalde también podría ser de la partida si su salud lo permite.

Queda por ver qué pasará con los jefes de los otros partidos «dialoguistas», como Maximiliano Ferraro, de la CC; y Martín Lousteau, de la UCR.

Mauricio Macri y Javier Milei, el mes pasado, en una cena de la Fundación Libertad.Mauricio Macri y Javier Milei, el mes pasado, en una cena de la Fundación Libertad.Ambos fueron muy críticos con la forma y la gestión de Milei. Los dos piden desde el primer día que se incorpore la Educación como uno de los ejes de la plataforma de políticas de Estado.

Los lilitos, además, quieren que se agregue por lo menos la palabra «sostenibilidad» al punto 6 que promueve la explotación de los recursos naturales.

Lousteau, uno de los principales blancos dialécticos del Presidente, no descarta participar, pero no está dispuesto a firmar una simple adhesión a un paquete cerrado.

Para la CC y para un sector del radicalismo, las forma del Gobierno son un problema más grave que un simple detalle cosmético.

«A Mauricio no le molesta la forma, cada uno tiene la suya. Lo que importa es el fondo«, sostienen en la mesa chica del ex presidente.

Y Macri está de acuerdo con buena parte del fondo y el grueso de la dirección de la política económica, aunque ve con preocupación que -más allá de las carteras de Economía y Seguridad- el Gobierno tiene un déficit en la gestión. La distancia política de Macri con su adversaria interna Patricia Bullrich no le impide valorar aspectos de su ex ministra.

Cerca del ex mandatario siguen lamentando el rechazo de Milei a la incorporación de funcionarios de segunda y tercera línea «con experiencia en la gestión», «que supieran cómo poner en funcionamiento la maquinaria estatal».

En el entorno de Macri recuerdan que, antes del Pacto de Mayo tuvo que existir el Pacto de Acassuso, cuando el ex mandatario cocinó el apoyo del PRO a Milei en su propia casa.

Ese respaldo -enfatizan- no fue solo político. También se tradujo en la onerosa red de fiscales electorales del PRO en todo el país. A pesar de esa apuesta, en el mundo del ex presidente destacan que el PRO no tiene interés en una fusión con LLA, como propuso Milei en febrero, ni en co-gobernar.

A pesar del armado libertario en todo el país que formaliza y empuja Karina Milei, en el PRO creen que tiene mucha más capilaridad -diputados, senadores, gobernadores, intendentes y concejales- que el partido oficialista.

Tampoco creen que -como apuntan importantes dirigentes del PRO que hablan con Macri y Milei- el partido amarillo esté condenado a ser fagocitado por LLA si el gobierno es exitoso o a ser arrastrado si la experiencia libertaria es un fracaso. «Van apenas 5 meses de gobierno«, señalan cerca de Macri.

En el PRO apuntan a recuperar las banderas de cambio que hace tiempo -reconocen- levanta de manera mucho más nítida el ahora Presidente. En la mesa chica del mandatario apuestan a seguir evitando a toda costa que esta administración pueda ser percibida como un segundo tiempo de Macri.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS