7.6 C
Córdoba
InicioPolíticaKarina Milei avanza sobre Cancillería y le saca una área clave a...

Karina Milei avanza sobre Cancillería y le saca una área clave a Diana Mondino

Karina Milei, hermana del presidente Javier Milei, se quedó este lunes con la agencia-fundacional de promoción comercial y de inversiones, a través de un decreto que pasa bajo control de su Secretaría General de Presidencia una de las áreas que la canciller Diana Mondino había considerado el “motor” de su gestión.

La agencia, que no es otra que la vieja Fundación Exportar, implica que la secretaria General de la Presidencia, es decir Karina, se quedará con el control del contacto con los empresarios. Hoy se llama Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones y Comercio Internacional. La agencia la maneja Julián Cohen, que es de Mondino. Ahora se desconoce el destino de Cohen, aunque este lunes le dijo a sus amigos que estaba contento. Karina absorbe también todo lo que tiene que ver con la llamada Marca País, que maneja la empresaria Bettina Bulgheroni, su amiga y sostén.

En un texto críptico que debe explicarse más técnicamente, el decreto 511/2024 de Milei, también firmado por todos los ministros y el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, suprime un artículo del decreto 50/19 de un apartado del aún llamado Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, el objetivo número 8 de la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales, que maneja el embajador Marcelo Cima, que también queda debilitado al igual que Mondino. Era en algún sentido un “vicecanciller” en lo económico y mano derecha de la ministra. Se sustituye también el artículo dos del mismo decreto 50/19, el Objetivo 5 que hablaba de que la Subsecretaria de Promociones de las Exportaciones, las Inversiones, la Educación, la Ciencia y la Cultura de la Secretaría de Cima. por el siguiente:

“Entender en las acciones de promoción del comercio de bienes y servicios argentinos en el exterior, así como en la promoción de inversiones en la República Argentina, elaborando las instrucciones y las directivas para las Representaciones Diplomáticas y Consulares de la República Argentina y delegaciones oficiales en los aspectos de su competencia, de conformidad con los lineamientos de la Secretaría”.

En ese sentido, todos los objetivos sustituidos se los otorgan a la Secretaría General de la hermana del Presidente y se la faculta a su titular -Karina Milei- “a modificar el Estatuto de la Fundaciones constituida en virtud de lo dispuesto por el Decreto N° 2303 del 10 de noviembre de 1993”.

En su articulo 5 se indica que «hasta tanto se efectúen las adecuaciones presupuestarias correspondientes, la atención de las erogaciones de las áreas afectadas por la presente medida se atenderán con cargo a los créditos presupuestarios previstos en las Jurisdicciones de origen”.

A decir verdad, todos los gobiernos que pasaron hicieron un manejo y desmanejo descomunal con la agencia, aprovechándola para su gestión. El único momento de brillo fue cuando Martin Redrado era el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, y su director era Marcelo Elizondo, a principios del gobierno de Néstor Kirchner. Todos los gobiernos siguientes la vaciaron de sentido y de eficiencia.

Una persona que defiende el pase de la agencia-fundación al fuero de la hermana del Presidente dijo que lo importante en este cambio es que probablemente ahora obtenga mayor atención y financiamiento del ministro de Economía, Luis Caputo, que el que tenia en Cancillería. Esta agencia es un instrumento sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, y acompaña las politicas de Estado y de gobierno sobre comercio exterior. Pero el decreto es un golpe igual para Mondino y sus diplomáticos.

Malos días para la Canciller

Fue una semana de las más duras para Mondino, porque sectores del mismo Gobierno hicieron trascender que Milei la quería desplazar molesto por el serio incidente del viernes pasado en el que el Presidente decidió suspender una visita a la Mezquita-Centro Cultural de Palermo a manera de “contactos” y “saludos” con una comunidad a la que le da la espalda por su fuerte alianza con Israel.

Al enterarse de que estaba el encargado de negocios de la Autoridad Nacional Palestina, que Argentina misma reconoce como Estado desde 2010, Milei decidió dar la vuelta a irse y dejó plantado a una veintena de embajadores. Ello en el medio de la fuerte condena de 50 países musulmanes a las declaraciones del mandatario contra el “terrorismo islámico” sin que se diferencia el terror del Islam. Se trata de un cuarto de los miembros de las Naciones Unidas, y eso preocupa en el ámbito diplomático. Por ese episodio la culpan en Presidencia a Mondino, pero al mismo tiempo, afirman que Milei no piensa ahora en desplazarla.

De todas maneras, aunque toda la comunidad islámica guarda silencio, al igual que los embajadores del mundo árabe o musulmán que sostiene la causa palestina, apuntan contra el Presidente, con quien están ofendidos. Nunca hubiera sido posible que ellos excluyeran al encargado de negocios de Palestina, como pretendía Milei, porque es uno de los motores de su reclamo a Occidente. Entonces, creen que la descoordinación fue presidencial, aunque la culpen a la canciller.

Mondino, que evidentemente no evaluó el enojo del mandatario, estuvo durante todo el acto en la mezquita, con su vicecanciller Leopoldo Sahores, Cima, con el Sherpa del G20, Federico Pinedo y con el Director de Comunicaciones de la Cancillería, Gerardo «Gerry» Díaz Bartolomé, y el secretario de Culto quienes cumplieron por Milei todo el compromiso y estuvieron.

El problema -y es creciente- es que el estilo del libertario choca cada con su propia Cancillería y con los consejos de la misma frente a las escasas políticas de Estado que viene manteniendo la Argentina en algunas cuestiones. Mondino tiene poca experiencia y tampoco parece tener red de contención política.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS