7.6 C
Córdoba
InicioPolíticaConflicto Milei-Sánchez: es la novena vez que España llama a consultas a...

Conflicto Milei-Sánchez: es la novena vez que España llama a consultas a un embajador en los últimos 30 años

Con el llamado a consultas de su embajadora en Argentina, España ha tomado nueve veces esa clase de medida en los últimos 30 años. En esta ocasión se debe a las manifestaciones del presidente Javier Milei contra el jefe de Gobierno español, Pedro Sánchez, y su esposa.

En las últimas tres décadas, España llamó a consultas a sus embajadores en Nicaragua, Venezuela, Siria, Honduras, Marruecos e Irán, y en 1980 rompió relaciones diplomáticas con Guatemala. En seis ocasiones fue por un conflicto diplomático bilateral y las otras tres por la situación que entonces atravesaban Irán, Siria y Honduras.

En el caso de la embajadora en Buenos Aires, María Jesús Alonso Jiménez -quien ya abandonó la capital argentina rumbo a su país-, el llamado a consultas anunciado el domingo fue acompañado por la citación por parte del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, al embajador de Argentina en España para exigirle las disculpas de Milei.

El antecedente inmediato

La anterior llamada a consultas se produjo en agosto de 2021, cuando se requirió la vuelta a la embajadora de España en Managua tras una nota emitida por el gobierno de Nicaragua en la que aseguraba que España carecía de «autoridad moral» y la culpaba de “falacias, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad”.

Dos años antes, en noviembre de 2019, España ya había llamado a consultas a su embajadora en el país centroamericano después de que el Gobierno nicaragüense impidiera «por tercera vez» la visita de un alto cargo español.

Más atrás en el tiempo, en abril de 2016 el Gobierno español llamó a consultas a su embajador en Caracas ante los «intolerables insultos» de Nicolás Maduro y su «actitud impropia». El presidente venezolano había llamado «racista, basura corrupta y basura colonialista» al entonces jefe del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy.

Un año antes, en abril de 2015, ya se había producido un llamado similar después de que Maduro acusara al Gobierno español de «apoyar al terrorismo» en su país y de formar parte de una «conjura internacional» para derrocarlo.

El conflicto de Siria

En febrero de 2012 el Ministerio de Asuntos Exteriores llamó a consultas al embajador de España en Siria, ante el agravamiento de la represión contra la población civil por parte del régimen de Bachar al Asad.

La decisión española se produjo después de que otros países de la UE, como Reino Unido, Francia e Italia, tomaran la misma medida y Estados Unidos resolviera cerrar su oficina diplomática.

El 8 de marzo España cerró su embajada en Siria y en mayo el Gobierno expulsó al embajador sirio en España. En respuesta Siria expulsó al embajador español.

En tanto, el 1° de julio de 2009 el Gobierno español llamó a consultas a su embajador en Honduras, una medida con la que pretendía mostrar su «firmeza» en el rechazo al golpe militar que había forzado la salida del país del presidente, Manuel Zelaya, el 28 de junio anterior.

El 16 de julio de 2002 el Gobierno español llamó a consultas «de forma inmediata y con carácter indefinido» al embajador de España en Marruecos, tras la intervención marroquí en la isla de Perejil.

Y el 11 de abril de 1997 España llamó a consultas a su embajador en Irán, alineándose con la posición común de los miembros de la Unión Europea tras la sentencia de un tribunal alemán que acusaba a las autoridades de Teherán de practicar el terrorismo de Estado.

Medidas de protesta diplomáticas

La llamada a consultas del propio embajador es una de las medidas que los gobiernos pueden adoptar para expresar su protesta diplomática ante otro país.

Como medidas diplomáticas más graves que la llamada a consultas están la retirada del embajador y, en último término, la ruptura de relaciones diplomáticas.

La última vez que España rompió relaciones diplomáticas con otro país fue el 1 de febrero de 1980, con Guatemala, un día después de que las fuerzas de seguridad del país centroamericano asaltaran la embajada española, que había sido ocupada por obreros y campesinos en protesta por las acciones represivas del Ejército guatemalteco en la región de Quiché.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS