16.8 C
Córdoba
InicioDeportesBombazo en el Masters 1000 de Miami: Grigor Dimitrov le dio una...

Bombazo en el Masters 1000 de Miami: Grigor Dimitrov le dio una paliza a Carlos Alcaraz y avanzó a semifinales

Grigor Dimitrov vive a los 32 años una primavera en su carrera. Lo demostró este jueves por la noche al vencer, con paliza incluida, a Carlos Alcaraz en el duelo estelar de los cuartos de final del Masters 1000 de Miami. El búlgaro, a quien siempre rotularon como un Roger Federer en miniatura por su técnica exquisita, jugó su mejor tenis para dejar al torneo sin su máximo favorito y romper unas semifinales ideales con los cuatro preclasificados luchando por un lugar en la definición del domingo. Fue 6-2 y 6-4 para el nacido en Haskovo en poco más de 1 hora y 30 minutos de acción sobre el cemento del coqueto complejo emplazado en Miami Gardens.

Fue la segunda victoria consecutiva de Dimitrov sobre Alcaraz, que ahora manda el historial por 3-2. En el anterior encuentro había sido victoria del búlgaro por 5-7, 6-2 y 6-4 en los octavos de final del Masters 1000 de Shanghai. Su rival en la antesala del partido decisivo será el alemán Alexander Zverev, quien este jueves le puso punto final a la aventura del húngaro Fabian Marozsan por 6-3 y 7-5. El otro boleto se lo disputarán Daniil Medvedev y Jannik Sinner, en una reedición de la final de 2023 en la que se impuso el tenista ruso.

El español, que este mes alzó su quinto título Masters 1000 en Indian Wells, vio rota su racha de nueve victorias seguidas y su objetivo de ser el primer español en conquistar el doblete de títulos conocido como ‘Sunshine Double’.

Alcaraz tuvo una actuación inusualmente apagada y errática en un torneo en el que no se había cedido hasta ahora un sólo set. En Miami, donde en 2022 inauguró su cosecha de coronas Masters 1000, había desterrado también los dolores de la lesión de tobillo que le obligó a abandonar en febrero en Rio de Janeiro. «Me hizo sentir como si tuviese 13 años. Fue muy loco. Lo hablaba con mi banco. No sabía qué hacer en la cancha. Es muy loco. Por eso estoy frustrado ahora», reconoció el número dos del mundo.

El jueves, sin embargo, se estrelló contra la mejor versión de Dimitrov, un veterano que llegó a estar en el tercer puesto del ranking de la ATP. «Para ganarle a Carlos tienes que jugar a tu mejor nivel», subrayó Dimitrov, que había perdido tres de sus cuatro duelos anteriores con el murciano.

«Entré en el partido muy concentrado y con las ideas muy claras sobre lo que tenía que hacer», afirmó. «Fui capaz de dictar y leer el juego mejor que la última vez. En general, un gran partido por mi parte. Estoy contento de haber terminado en sets corridos».

El búlgaro, cuyo único título en un Masters 1000 se remonta a 2017 en Cincinnati, no sólo neutralizó cuatro de las escasas cinco pelotas de ‘break’ de Alcaraz sino que ganó varios espectaculares intercambios, un terreno donde brilla habitualmente el prodigio español.

El público de Miami trató de alentar a Alcaraz cuando su servicio le comenzó a fallar al inicio del partido, en el que permitió que Dimitrov se avanzara 3-0 en el set inicial.

La frustración se apoderó rápidamente del español y, tras fallar un golpe de derecha, le dedicó varios gritos a su palco, donde su entrenador Juan Carlos Ferrero trataba de guiarlo para salir del bache.

La inspiración de Dimitrov se ganó incluso el aplauso del propio Alcaraz tras un brillante golpe.

El calvario de Alcaraz era seguido desde las tribunas por personalidades del deporte como la leyenda del boxeo Mike Tyson o Jimmy Butler, la estrella de los Miami Heat de la NBA, una presencia habitual en los partidos del español en su ciudad.

Dimitrov selló el primer set con un segundo ‘break’ y mantuvo la iniciativa en el arranque del segundo hasta ponerse 4-1 por delante.

Contra las cuerdas, Alcaraz se esforzó hasta encontrar destellos de su tenis y encadenar tres juegos seguidos para igualar el set entre gritos de automotivación.

Pero Dimitrov se mantuvo firme ante la amenaza de remontada, conservó su servicio y certificó la victoria antes de que Alcaraz llegara a entrar en ritmo.

Con información de AFP

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS